Filipinas: una carpintería para después del conflicto y del desastre
16 abril 2012

Natoy, de 56 años, carpintero y católico devoto, vive en las comunidades musulmanas afectadas por el conflicto y el desastre mientras ayuda a reconstruir sus hogares. Bubong, Lanao del Sur, Filipinas (Louie Bacomo/JRS)
También puedo ver que algo más que un hogar se está construyendo en esta comunidad musulmana. La confianza y el diálogo sobre la vida emerge entre ellos: un carpintero cristiano y la comunidad musulmana con la que trabaja.
Bubong,16 de abril de 2012 – Fortunato Anggot, de 56 años, ha trabajado como carpintero desde que, a sus 16 años, empezó a viajar con su padre como aprendiz.

"Aprendí la carpintería de mi padre, a quien llamaban para construir casas en muchos lugares", dice mientras coloca los marcos de una ventana. Quizás esto explica porque se ha traído a su hijo de 18 años para ayudarle.

El JRS contrató a Natoy, así le llaman sus amigos, para construir casas para las cincuenta familias musulmanas que perdieron sus hogares durante el tifón Sendong que golpeó Bubong, en Lanao del Sur, en diciembre de 2011. Es la estación de lluvias, así que Natoy y su hijo se albergan en la alcaldía donde viven y trabajan, transformando la madera en puertas y ventanas. 

Natoy ha estado trabajando durante cuatro años como carpintero en las comunidades musulmanas de Mindanao que quedaron afectadas por el desastre y el conflicto. La contraparte local del JRS, MuCAARD, le contrató primero para construir los albergues para las familias musulmanas que fueron incendiadas durante la violencia de 2008.

"He trabajado en lugares donde es difícil dormir tranquilamente durante la noche. Siempre recuerdo cuál es la ruta de salida en caso de que los grupos armados decidan atacar", dice.

Pero los residentes musulmanes le han garantizado su seguridad mientras construye sus casas.

"Me respetan aún cuando saben que soy cristiano y yo no tengo problemas con ellos".

El lugar donde vive Natoy es una comunidad donde se mezclan cristianos y musulmanes. Su hermano se casó con una musulmana. En 2008, su aldea en Kolambugan, en Lanao del Sur, fue atacada por los rebeldes Moro y todas las casas hubieran sido incendiadas de no ser por la intervención de los líderes musulmanes que viven con ellos.

Reconstruir una comunidad. De regreso a Bubong, Natoy hace una valoración de la tarea que tiene por delante Ya ha levantado 15 casas con el apoyo de la comunidad. La familia que tendrá la casa ayuda cargar la madera echa una mano en el laborioso proceso de poner el techo, las paredes y el suelo.

"Hay aspectos en el proceso de construcción de una casa que tengo que asumir personalmente: la escala y las medidas, el pulido de la maderas…", cuenta Natoy, mientras explica los componentes técnicos de la carpintería.

Pero el trabajo no siempre es fácil. Hay veces que no hay quien ayude, ya que las familias deben trabajar en el campo o recoger piedras para vender y no pueden ayudarle a terminar la casa.

Aunque, hay más casas que construir después de las 15 que ha terminado, Natoy se muestra optimista y cree que podrá cumplir con su tarea a pesar del desafío que suponen las lluvias irregulares en verano, los fuertes vientos de la pasada semana, que se llevaron los tejados de algunas casas, y el actual ‘rido’ (conflicto entre clanes) que desembocó en actos violentos el pasado marzo.

Viendo cómo Natoy coloca el tejado de zinc en la estructura y cómo trabaja con la familia que vivirá allí, puedo percibir su compromiso. También puedo ver que algo más que un hogar se está construyendo en esta comunidad musulmana. La confianza y el diálogo sobre la vida emerge entre ellos: un carpintero cristiano y la comunidad musulmana con la que trabaja. Al final, este diálogo de vida y fe es a menudo más sólido y duradero en el proceso de reconciliación después del conflicto y del desastre que las casas que construirán.

"Trabajo tan duro como puedo y la gente lo sabe. Me he comprometido a construir estas casas para las víctimas del tifón en el área", dice.

Louie Bacomo, responsable regional de programas del JRS Asia Pacífico